Al Otro Lado del Muro Ver más grande

¡Disponible sólo en Internet!

Al Otro Lado del Muro

escultura_5

Nuevo producto

Reproducción de la obra de Jose María Subirachs titulada "Al Otro Lado del Muro" situada en el Museo al Aire Libre de la Castellana.

Más detalles

1 Elemento

d

400,00 € sin impuestos

Ficha técnica

Height 40 cm
Width 40 cm
Depth 10 cm
Weight 1 Kg
Compositions Metal y madera
Styles Geometría
Properties Abstracta

Más

La obra de Subirachs del Museo de Arte Público, Al otro lado del muro, está compuesta por un monolito de hormigón, de carácter arquitectónico, atravesado por seis esferas de piedra caliza. Con ambos elementos -panel y bolas- el artista realiza un juego de contrastes tanto en las formas como en los materiales. Este último, en origen estaba más acentuado porque las bolas eran de aluminio, pero fueron sustituidas al poco tiempo por otras mas resistentes, a causa de las agresiones que sufrió la pieza. No obstante, se conserva aún la diferencia de texturas entre la superficie lisa de la caliza y la rugosidad del hormigón, que presenta las marcas del encofrado así como varias circunferencias incisas, que aluden a las figuras situadas al otro lado. Una de las características de la composición es la frontalidad, junto con un gran sentido del equilibrio y la simetría, una simetría perfecta simbolizada por las propias figuras esféricas, según el ideal clásico.

La escultura corresponde a una serie que realizó el autor sobre el motivo de las esferas de 1965 a 1972, al mismo tiempo que continúa con la idea de las Penetraciones, de un cuerpo en otro, que reaparece con frecuencia en su obra. Aunque se inscribe dentro de su etapa de nueva figuración, en ella hay un "clima" abstracto por el propio concepto que significa la pieza. Representa una acción "congelada" en el tiempo: el desplazamiento en el espacio de una bola que atraviesa un muro, mediante el recurso de representar la secuencia de la misma figura en la trayectoria recorrida. En ella se produce un estudio de las relaciones entre el movimiento, el espacio y el tiempo, éste último una de las preocupaciones siempre presentes en la obra de Subirachs. Existe un boceto en pequeño tamaño de esta escultura, en bronce, perteneciente a la colección del artista.